No nos podemos resignar a un Medio Oriente sin cristianos, aseguran Nuncios  de Oriente Medio reunidos en el Vaticano

oct 6th, 2014 | By | Category: Portada, Vaticano

Afirman que no se puede permanecer callado “frente a las decapitaciones y crucifixiones de seres humanos en plazas públicas; frente al éxodo de miles de personas y la destrucción de lugares de culto”.

Los Nuncios de Oriente medio reunidos en el Vaticano reclaman actuar urgentemente contra el yihadismo.

Los Nuncios de Oriente medio reunidos en el Vaticano reclaman actuar urgentemente contra el yihadismo.

ACI – 061014.- En un comunicado difundido al concluir la reunión sostenida entre los Nuncios Apostólicos de los países de Medio Oriente y autoridades del Vaticano, se aseguró que “no nos podemos resignar a concebir el Medio oriente sin cristianos, que por dos mil años han confesado el nombre de Jesús”.

En el documento difundido hoy por la Oficina de Prensa de la Santa Sede, los participantes en la reunión recordaron que “por deseo del Santo Padre, los Representantes Pontificios en el Medio oriente fueron convocados al Vaticano del 2 al 4 de octubre, para reflexionar sobre la dramática situación en la región”.

“Asistieron a la reunión, cuyo tema fue ‘La presencia de cristianos en el Medio Oriente’, además de los Superiores de la Secretaría de Estado, además de los Superiores de los Dicasterios de la Curia Romana directamente interesados, así como los Observadores Permanentes de la Santa Sede para las Naciones Unidas en Nueva York y en Ginebra, y el Nuncio Apostólico para la Unión Europea”.

Los participantes en el encuentro “expresaron su gratitud al Santo Padre por su iniciativa y por su presencia en la sesión inaugural de la reunión”, al tiempo que expresaron su cercanía y oraciones “a los Patriarcas, a los Pastores y a los fieles cristianos y a otros grupos religiosos y étnicos del Medio Oriente”.

“La situación de violencia”, señalaron, “a la que corremos el riesgo de volvernos acostumbrados, y darla como  sentada como un elemento de las noticias diarias, debe detenerse”.

Existe una urgencia, dijeron, “de poner un fin a las guerras actuales que ya han causado grandes números de víctimas”. Denunciaron además “la violación de todos los bandos de las normas más básicas de la ley humanitaria e internacional”, especialmente sobre “el sufrimiento de niños y mujeres”.

“Desgraciadamente, sin ningún escrúpulo, el tráfico de armas continúa, y más grave aún es el tráfico de personas”.

Los participantes de la reunión subrayaron además que la “violencia y abusos” del grupo extremista Estado Islámico (ISIS) “no puede ser tomada con indiferencia”.

“Uno no puede permanecer callado, ni la comunidad internacional puede permanecer inactiva, frente a la masacre de personas simplemente por su religión o por su origen étnico”.

No se puede callar, continuaron, “frente a las decapitaciones y crucifixiones de seres humanos en plazas públicas; frente al éxodo de miles de personas y la destrucción de lugares de culto”.

Antes estos hechos, subrayaron, “es lícito detener al injusto agresor, siempre de acuerdo con la ley internacional”.

Sin embargo, indicaron, “la solución del problema no puede ser solamente confiada a una respuesta militar; el problema debe ser enfrentado más radicalmente, abordando las causas profundas que son aprovechadas por la ideología fundamentalista”.

“Los líderes religiosos, tanto cristianos como musulmanes, deben jugar un rol importante, cooperando juntos en promover el diálogo y la educación para alentar un entendimiento mutuo, y denunciando claramente la instrumentalización de la religión para justificar la violencia”.

Dada la gran cantidad de refugiados, los participantes en el evento subrayaron la “necesidad de reconocer el derecho de los cristianos y otros grupos étnicos y religiosos a permanecer en sus tierras de origen, y, para aquellos forzados a emigrar, el derecho a regresar en condiciones adecuadas de seguridad”.

Estas personas, indicaron, deben tener “la posibilidad de vivir y trabajar en libertad, y con prospectos de vida para el futuro”.

Las autoridades reunidas remarcaron que “no nos podemos resignar a concebir el Medio oriente sin cristianos, que por dos mil años han confesado el nombre de Jesús. Ellos quieren continuar contribuyendo al bien de la sociedad, integrados, como ciudadanos plenos, en la vida social, cultural y religiosa de las naciones a las que pertenecen”.

“En ellas, ellos tienen un papel fundamental para la pacificación, reconciliación y desarrollo”.

También se reafirmó, señaló el comunicado, “la importancia de la actividad de los fieles laicos en la vida social y política”, y señalaron la necesidad de que sean formados adecuadamente, “incluyendo la doctrina social de la Iglesia”.

Comunidad internacional no puede ser neutral ante persecución de cristianos en Medio Oriente, demanda Cardenal Parolin.

En la Misa celebrada al concluir el encuentro de las autoridades de la Santa Sede con los Nuncios Apostólicos de Medio Oriente, el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, señaló que la comunidad internacional no puede permanecer neutral ante la agresión contra cristianos a manos del grupo extremista Estado Islámico.

El Cardenal Pietro Parolin señaló que “la Iglesia no puede permanecer en silencio frente a las persecuciones sufridas por sus hijos y la comunidad internacional no puede permanecer neutral entre los agredidos y el agresor”.

“Estamos profundamente impresionados de ver las crecientes amenazas a la paz, y turbados por las condiciones de las comunidades cristianas que viven en territorios entre Siria e Irak, controlados por una entidad que pisotea los derechos y adopta métodos terroristas para tratar de expandir su poder”, dijo.

El Cardenal Parolin señaló que “es triste constatar cuán persistentes y activas son las fuerzas del mal, cuánto en algunas mentes corruptas se haya hecho camino la convicción que la violencia y el terror sean métodos de los cuales servirse para imponer a los demás la propia voluntad de potencia, disimulada inclusive bajo el pretexto de afirmar una determinada concepción religiosa”.

“Se trata ciertamente de una perversión del auténtico sentido religioso con resultados dramáticos, y al cual es necesario responder”.

El Secretario de Estado Vaticano señaló que “los cristianos perseguidos y todos los que sufren injustamente deben poder reconocer en la Iglesia a la institución que los defiende, ora y actúa por ellos, que no tiene miedo de decir la verdad, convirtiéndose en una palabra para aquellos que no tienen voz, la promoción y el apoyo de los que son abandonados, refugiados, discriminados”.

“De hecho, todo depende de Dios y su gracia, pero hay que actuar como si todo dependiera de nosotros, de nuestra oración y de nuestra solidaridad”.

Recordando el Salmo 15, “protégeme Dios mío porque me refugio en ti”, el Cardenal Parolin señaló que a quien confía en Dios “los impíos y sus maquinaciones no le aterrorizan, porque sabe que su vida está en las manos de Dios. Él sabe que su verdadera fuerza y la seguridad es el Señor que nos da paz y alegría, y que se está preparando para un futuro definitivo alegría”.

“Una alegría que no es inferior después incluso de las tribulaciones y peligros, porque está fundada en Dios”.

“Alegría como la experimentada por San Francisco, identificado con Cristo crucificado hasta el punto de recibir los estigmas en su propia carne. Es la alegría de todo cristiano fiel que sabe que la historia es conducida por la Providencia y que las fuerzas del mal no prevalecerán”.

En su recuerdo a San Francisco de Asís, cuya fiesta la Iglesia celebra hoy, señaló que él “nos enseña las razones, el coraje y la paciencia del diálogo, aún con los más alejados, para que, tocados por la pureza de las nuestras intenciones, puedan arrepentirse y desistir de sus planes de violencia y abusos”.

Al concluir su homilía, el Cardenal Parolin señaló que “estamos todos llamados a desarrollar con compromiso esta tarea por la paz en el mundo, para la continuidad y el desarrollo de la presencia de las comunidades cristianas del Medio Oriente para el bien común de la humanidad”.

Comparte este artículo:

Los comentarios están cerrados.