Todo listo para el Año Jubilar del Santo Cáliz

nov 25th, 2015 | By | Category: Iglesia Católica, Portada

La diócesis de Valencia ha programado distintas acciones que se desarrollarán con motivo de la celebración del año del “Cáliz de la Misericordia”. Entre ellas, peregrinaciones por vicarías episcopales y parroquias hasta la capilla del Santo Cáliz, dos exposiciones y un congreso. En la programación y desarrollo de todas estas actividades participa el Arzobispado, a través de la Vicaría de Evangelización, la Catedral de Valencia, la Cofradía del Santo Cáliz y la Real Hermandad del Santo Cáliz. Las credenciales para la ruta del Santo Grial ya están listas. El Arzobispado de Valencia, a través de la Vicaría de Evangelización, ha expedido las primeras credenciales del peregrino del Año Jubilar Eucarístico del Santo Cáliz que acreditan las distintas etapas de la peregrinación a la Catedral y también a los templos jubilares que se designen también en el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, a partir del 13 de diciembre.

Merece la pena participar en el Año Jubilar del Santo Cáliz (En la fotografía el cartel oficial).

Merece la pena participar en el Año Jubilar del Santo Cáliz (En la fotografía el cartel oficial).

VoxTempli – 251115.- En la tradición católica, el Jubileo es un gran acontecimiento religioso. Es al año de la remisión de los pecados y de las penas por los pecados, es el año de la reconciliación entre los adversarios, de la conversión y de la penitencia sacramental, y, en consecuencia, de la solidaridad, de la esperanza, de la justicia, del empeño por servir a Dios en el gozo y la paz con los hermanos. El Año Jubilar es ante todo el Año de Cristo, portador de la vida y de la gracia a la humanidad.

El Año Eucarístico del Santo Cáliz fue solicitado por Mons. Carlos Osoro a la Penitenciaría Apostólica para pedir que cada cinco años fuese declarado Año Jubilar del Santo Cáliz, con las prerrogativas anejas, para venerar tal Reliquia de tan alto recuerdo y valor, y así, promover el culto eucarístico, primeramente en la diócesis de Valencia y, también en cuantas personas se acerquen a contemplarlo y venerarlo en ese Año jubilar quinquenal.

La Penitenciaría Apostólica concede benignamente el Jubilar Año Eucarístico con la añadida Indulgencia plenaria, siguiendo las acostumbradas condiciones (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por el Sumo Pontífice) a los cristianos que verdaderamente arrepentidos y movidos por la caridad cualquier día pueden lucrar, y que pueden aplicar a modo de sufragio por las almas de los fieles del Purgatorio, en las quinquenales celebraciones en honor del Santo Cáliz, -desde el día 29 de octubre de 2015 hasta el día 26 de Octubre de 2016- visitando la Basílica Catedral Valentina en forma de peregrinación.

Este Año Santo tiene como lema, Cáliz de la Misericordia, por coincidir con el Año de la Misericordia, convocado por el Papa Francisco para toda la Iglesia y por ser el Cáliz de la sangre derramada para el perdón de nuestros pecados.

La indulgencia jubilar es uno de los signos más tradicionales del año santo. Tanto la bula convocatoria como las Disposiciones para obtener la indulgencia jubilar se refieren a ésta como a la indulgencia por antonomasia: el perdón, la reconciliación abundante y generosa, derramada sobre los que se convierten e imploran la remisión total de sus culpas, la restauración de sus vidas y personas.

La indulgencia jubilar va conectada también necesariamente con los sacramentos de la Eucaristía y de la reconciliación: Culmen del jubileo es el encuentro con Dios Padre por medio de Cristo Salvador, presente en su Iglesia, especialmente en sus sacramentos. Todo el camino jubilar, preparado por la peregrinación, tiene como punto de partida y de llegada la celebración del sacramento de la penitencia y de la Eucaristía, misterio pascual de Cristo, nuestra paz y nuestra reconciliación: éste es el encuentro transformador que abre el don de la indulgencia para uno mismo y para los demás.

La indulgencia debe recibirse después de hacer la confesión sacramental (o transcurrido un prudente espacio de tiempo); la participación en la Eucaristía, necesaria para cada indulgencia, es conveniente que tenga lugar el mismo día en que se realizan las obras prescritas. Estos dos momentos culminantes han de estar acompañados por el testimonio de comunión con la Iglesia, manifestada en la oración por el papa, así como por obras de caridad y de penitencia, que quieren expresar la verdadera conversión del corazón, pues el espíritu penitencial (de conversión) es como el alma del jubileo.

PEREGRINACIONES Y RUTA URBANA

A partir de la apertura del Año Jubilar del Santo Cáliz cada vicaría episcopal realizará, según un calendario programado, una peregrinación hasta la Seo presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, que les recibirá en la Catedral. Igualmente, todas las parroquias de la diócesis podrán también hacer esta peregrinación comunicándolo previamente al Arzobispado y a la Catedral.

Tanto los fieles que participen en las peregrinaciones de la diócesis como en las procedentes de fuera de ella o de grupos particulares como colegios, asociaciones o familias, podrán ganar el jubileo si la visita a la Catedral se realiza en forma de peregrinación, es decir, yendo con esa intención, y contarán con un programa de acogida y un protocolo que incluye la edición de una cartilla y un sello para las credenciales que se expidan a los peregrinos.

También, a partir de la apertura del Año Jubilar todos los días se celebrará la `misa del peregrino´ a las 18 horas en la Catedral, excepto los domingos y festivos, que será a las 12 horas, en la misa que suele celebrar el Arzobispo”.

Además, se ha diseñado una ruta urbana del Santo Cáliz que podrán seguir las peregrinaciones por algunos de los lugares más significativos relacionados con la reliquia de forma que los grupos que lo deseen puedan recorrer este itinerario que finaliza en la Capilla del Santo Cáliz de la Catedral, que estará abierta todos los días para los peregrinos desde las 8 hasta las 20.30 horas.

La ruta, que recorre una distancia de dos kilómetros y tiene una duración aproximada de tres horas, discurre por lugares como los Jardines del Real, donde se ubicaba el Palacio del Real que custodió el relicario de los Reyes de Aragón, en Valencia, hasta su traslado a la Catedral en 1437; la Iglesia del Temple; la Escolanía de la Virgen de los Desamparados, donde se realizará una actividad didáctica; la Iglesia de San Lorenzo, donde se recordará al santo diácono que envió el Santo Cáliz a Huesca durante la persecución del emperador Valeriano en el siglo III; y finalmente, la Catedral.

Igualmente, el Arzobispado ha invitado a realizar estas peregrinaciones a todos los colegios diocesanos y religiosos, y al resto de centros a través del profesorado de Religión, que deberán, previamente, inscribirse en la páginawww.calizdelamisericordia.org, a la que también se podrá acceder a través de enlaces en las páginas web del Arzobispado y de la Vicaría de Evangelización.

Además, la Vicaría de Evangelización del Arzobispado enviará a todas las parroquias de la diócesis una copia del documental “La casa del Santo Cáliz, la Catedral de Valencia”, con imágenes de cada uno de los parajes, ermitas, monasterios y ciudades por los que pasó el Santo Cáliz desde que salió de Jerusalén hacia Roma hasta el momento en que se oculta en el Pirineo Aragonés y llega a la Catedral de Valencia.

EXPOSICIONES Y CONGRESO

Por su lado, en diciembre está prevista la inauguración de una exposición itinerante sobre “El Santo Cáliz, la Eucaristía y la Misericordia”, que recorrerá las parroquias de la diócesis de Valencia a partir de la apertura del Año Jubilar de la Misericordia, que tendrá lugar el próximo 13 de diciembre en Valencia, tras la apertura presidida por el Papa en Roma, el 8 de diciembre.

También está previsto que el próximo año el Real Colegio Seminario Corpus Christi de Valencia, “El Patriarca” acoja una exposición sobre la Eucaristía y la Misericordia y está prevista la organización de un Congreso Eucarístico, cuya primera planificación está realizando la Facultad de Teología de Valencia “San Vicente Ferrer”.

Por último, entre otras acciones previstas a lo largo del Año del Santo Cáliz destacan, igualmente, la edición de la “Bula de Convocación del Jubileo extraordinario de la Misericordia”, la puesta en marcha de una aplicación para móviles y tabletas sobre el Año litúrgico, la edición de las catequesis de la Misericordia impartidas por el obispo auxiliar, monseñor Esteban Escudero, y la formación de guías turísticos.

CONVOCATORIA DEL AÑO EUCARÍSTICO

 

BEATÍSIMO PADRE

 Antonio, del Título de San Pancracio, S.R.E. Presbítero Cardenal Cañizares Llovera, Arzobispo Metropolitano de Valencia, juntamente con el Revmo. Cabildo de la Iglesia Catedral Valentina, y con la Real Hermandad del Santo Cáliz, con el Colegiado Cuerpo de la Titulada Nobleza de Valencia, y con la Cofradía del Santo Cáliz, humildemente expone que, desde el año 1916, en la antigua Aula Capitular se custodia el muy célebre Santo Cáliz lapídeo, llamado “El Santo Grial”, con el que —es tradición— Jesucristo en su última Cena consagró su preciosísima Sangre para el perdón de los pecados de muchos. El pueblo cristiano Valentino, el de toda España y el de Europa, movido por su filial amor para con el Hijo unigénito del Dios Omnipotente, en el que encuentra la Redención del mundo, con mucha frecuencia acude ante el Santo Cáliz, contemplando la Pasión del Hijo de Dios e implorando ser liberado de los peligros espirituales y corporales. Al objeto que la saludable devoción para con el Sacratísimo Cuerpo y la Preciosísima Sangre de Jesús, en este tiempo, en que con notable esperanza se distingue de las contradicciones graves, aumente en los fieles y crezcan frutos mayores de la gracia sobrenatural, el Eminentísimo Cardenal Arzobispo de Valencia estableció recientemente que cada cinco años se tengan solemnidades jubilares en honor del Santo Cáliz. Animado por la Divina Misericordia, con empeño ansía que con estas solemnes celebraciones jubilares se alcance gran provecho de profesión de fe cristiana en la vida de los fieles. Para la consecución deseada de este fin, ayudará mucho el don de las indulgencias que, de ello, confiadamente se implora, así como el testimonio de la paterna benevolencia de Su Santidad y el impulso a consolidar en toda la Archidiócesis un jerárquico y filial vínculo para con Su Santidad. Et Deus, etc.

En el día 6 de Agosto de 2015

En la Transfiguración del Señor

La PENITENCIARÍA APOSTÓLICA, por las facultades concedidas por el Santo Padre Francisco de los tesoros celestes de la Iglesia, concede benignamente el Jubilar Año Eucaristico con la añadida Indulgencia plenaria, siguiendo las acostumbradas condiciones (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por el Sumo Pontífice) a los cristianos que verdaderamente arrepentidos y movidos por la caridad cualquier día pueden lucrar, y que pueden aplicar a modo de sufragio por las almas de los fieles del Purgatorio, en las quinquenales celebraciones en honor del Santo Cáliz, —desde el día 29 de octubre de 2015 hasta el día 26 de Octubre de 2016— visitando la Basílica Catedral Valentina en forma de peregrinación y allí lleven a cabo algún ejercicio sagrado en honor del Santísimo Sacramento y, en la capilla del Santo Cáliz, al menos por un breve espacio de tiempo se hagan preces a Dios por la fidelidad de España a su vocación cristiana, por las vocaciones sacerdotales y religiosas, y por la defensa de la institución de la familia humana, concluyendo con la Oración Dominical, con el Símbolo de la fe y con las invocaciones a Jesús presente en el Santísimo Sacramento (por ejemplo: Sea por siempre bendito y alabado el santísimo Sacramento) o a la Preciosísima Sangre de Jesús. Los ancianos, los enfermos, todos aquellos que por grave causa no puedan salir de casa, pueden alcanzar la Indulgencia plenaria, con tal de que se asocien a quienes hagan piadosa visita o peregrinación, con el expreso deseo de detestación de los pecados, y con la intención de ofrecer, lo antes posible, las tres acostumbradas condiciones, ante una imagen del Santo Cáliz, con las preces anteriormente aludidas, ofrecidas a la misericordia de Dios por la sangre preciosa de Jesús por los dolores y las incomodidades de sus vidas. Todo esto llevado a cabo, con el objeto de conseguir la venia de las llaves de la Iglesia y se consiga más fácilmente por la caridad pastoral, esta Penitenciaría encarecidamente ruega que el Canónigo Penitenciario, los Capitulares y el Clero de la Basílica Catedral de Valencia con ánimo generoso se ofrezcan para la celebración de la Penitencia y que con frecuencia den la comunión a los enfermos. Válido por esta vez cuanto presentado. No obstante posiciones contrarias.

Firma 

Mauro, Cardenal Piacenza Penitenciario mayor

Cristobal Nyki Regente

LAS CREDENCIALES

Las credenciales para la ruta del Santo Grial ya están listas. El Arzobispado de Valencia, a través de la Vicaría de Evangelización, ha expedido las primeras credenciales del peregrino del Año Jubilar Eucarístico del Santo Cáliz que acreditan las distintas etapas de la peregrinación a la Catedral y también a los templos jubilares que se designen también en el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, a partir del 13 de diciembre.

Las credenciales, de las que se han editado 50.000 copias numeradas, se enviarán a parroquias y colegios que organicen la peregrinación y estarán disponibles, previo aviso, para los peregrinos particulares, en la sede de la Vicaría de Evangelización, según ha indicado el Arzobispado en un comunicado.

Además, acredita que se cumplen las etapas de la peregrinación “entendiendo cada etapa no como un lugar, sino como una acción realizada para ganar el jubileo, que son la confesión sacramental, la comunión eucarística y la oración por el Papa”, han señalado.

Así, “estas acciones o etapas de este camino espiritual que nos lleva hacia Dios, unidas al ejercicio de la caridad y de la misericordia, conforman el itinerario de la peregrinación que viene dibujado en el documento”, según han indicado las mismas fuentes.

Además, las credenciales cuentan con un espacio para sellar con un cuño el lugar de inicio del recorrido por parte de la parroquia, y otro espacio para el sello del ‘Cáliz de la Misericordia’, que se pondrá en la Catedral cuando finalice la peregrinación.

Comparte este artículo:

Los comentarios están cerrados.