El Ayuntamiento de Córdoba sigue sin restituir la ayuda a una ONG que opera en la República Centroafricana por ser cristiana

mar 30th, 2016 | By | Category: Noticias Cristianas, Portada

Aunque todo parecía arreglado, tras la negativa de Ganemos Córdoba a destinar ni un euro a la Fundación Bangassou, las declaraciones del obispo Aguirre de hoy en COPE, que afirma todo sigue igual, vuelve a traer a primera plana esta polémica que saltó a los medios cuando se supo que el  Ayuntamiento de Córdoba, que en teoría se jactaba de haber aumentado las partidas destinadas a cooperación al desarrollo en  2016, sin embargo retiraba la subvención a esta Fundación sin otro argumento que el de ser una ONG de inspiración cristiana.

La Fundación para la Promoción y el Desarrollo de Bangassou, fue creada por familiares y  amigos de Monseñor Juan José Aguirre Muñoz, natural de Córdoba, misionero comboniano y obispo de la Diócesis de Bangassou, en la República Centroafricana,.

La Fundación para la Promoción y el Desarrollo de Bangassou, fue creada por familiares y amigos de Monseñor Juan José Aguirre Muñoz, natural de Córdoba, misionero comboniano y obispo de la Diócesis de Bangassou, en la República Centroafricana,.

VoxTempli – 300316.- La Fundación para la Promoción y el Desarrollo de Bangassou, fue creada por familiares y  amigos de Monseñor Juan José Aguirre Muñoz, natural de Córdoba, misionero comboniano y obispo de la Diócesis de Bangassou, en la República Centroafricana, para canalizar la ayuda económica y material que enviaban periódicamente a este rincón olvidado del mundo.

La Fundación, creada en 2003, ha venido cumpliendo su finalidad de ayudar a la Diócesis de Bangassou todos estos años, Diócesis que tiene una extensión como Andalucía, sin ningún kilómetro asfaltado, sin luz eléctrica ni teléfono y una población estimada de 450.000 habitantes.

Todo funcionaba como la seda hasta las pasadas elecciones municipales, donde el PSOE pactó la alcaldía con Ganemos Córdoba (Podemos) y desde ese momento se desencadenó una auténtica caza de brujas contra todo lo que oliese a cristianismo, ahí están las polémicas de la Semana Santa o la de la expropiación de la Catedral de Córdoba a la Iglesia, entre otras, y la Fundación Bangassou no podía ser menos, por lo que se le retiró la subvención que venía recibiendo del Ayuntamiento.

Al parecer para un ayuntamiento donde su gobierno se sostiene con la ayuda de la extrema izquierda radical y anticlerical más rancia de Europa, las ayudas sociales, si van dirigidas a comunidades cristianas o dirigidas por católicos, no son aceptables

Que para los adalides de la solidaridad, la República Centroafricana, en el corazón del continente africano, país muy inestable ya desde su independencia en 1960, sufra continuas guerras por el poder y control de la zona de Bangassou, con una población totalmente desamparada y olvidada tanto por los políticos locales como mundiales, no es importante ¿Por qué? Sencillamente porque quien administra esas ayudas, quien se preocupa por estos seres humanos son católicos de la Diócesis de Bangassou. Una Diócesis que  cuenta con 11 parroquias, 300 capillas, 30 sacerdotes católicos, 30 religiosas y algunos misioneros laicos de ambos sexos que asisten a sus habitantes, los únicos que lo hacen.

Tan poco les preocupa a estos capitanes de la solidaridad que la zona de Bangassou  se encuentre en un permanente conflicto bélico y  sea “la diócesis más saqueada del mundo”, como afirmaban recientemente las hermanas Claribel y Sandra a un medio de comunicación. La foto de estos “negritos” famélicos y víctimas de la guerra se ve que no les impacta de igual manera que otras.

La esperanza volvía a surgir cuando hace pocos días los medios de comunicación se hicieron eco de una noticia esperanzadora, la de que el Ayuntamiento de Córdoba habría decidido restituir la ayuda económica a la Fundación Bangassou, debido a que la medida había  sido ampliamente criticada por la sociedad cordobesa. Pero en declaraciones efectuadas hoy mismo en la COPE por Juan José Aguirre, obispo de la Diócesis de Bangassou, lo único claro es que la ayuda sigue sin concederse.

La única verdad hasta la fecha es la de que tanto la extrema izquierda más radical de Córdoba y el gobierno municipal socialista se han retratado, pero bien retratado, a costa de la falta de solidaridad con Bangassou, al negar 12.000 euros para pagar el viaje de médicos cordobeses a la zona para realizar operaciones gratuitas a los enfermos de este rincón olvidado de la República  Centroafricana, en unos presupuestos donde se aumentaban las partidas para actuaciones similares, también otras muchas muy criticables, sólo y exclusivamente por ser una iniciativa encabezada por una ONG cristiana, aunque atienda posteriormente por igual a cristianos y musulmanes. Esta es la solidaridad de la izquierda radical.

Comparte este artículo:

Los comentarios están cerrados.