Sudán condena a 20 años de prisión a cooperante cristiano que ayudó a un joven sudanés quemado por no querer renunciar a Cristo. #CristianosPerseguidos

feb 1st, 2017 | By | Category: Noticias Cristianas, Portada

Petr Jasek viajó a Darfur (República de Sudán) para ayudar a un joven estudiante cristiano sudanés al que la policía había quemado en 2013 tras una manifestación, para obligarlo a que se convirtiera al Islam. El cooperante entregó al joven 5.000 dólares para pagar sus gastos médicos. Motivo por el que fue acusado de espionaje y colaboración con Sudán del Sur (de mayoría cristiana). Más de 354.000 ciudadanos pidieron su liberación, lo que a final no ha sido posible, aunque se ha podido evitar su ejecución.

Petr Jasek, cristiano checo y trabajador humanitario, arrestado en diciembre de 2015 por espionaje cuando intentaba ayudar a un cristiano quemado que se negaba a apostatar.

Petr Jasek, cristiano checo y trabajador humanitario, arrestado en diciembre de 2015 por espionaje cuando intentaba ayudar a un cristiano quemado que se negaba a apostatar.

VoxTempli – 010217.- Petr Jasek – cristiano checo y trabajador humanitario- fue arrestado en diciembre de 2015 y mantenido por ocho meses antes de que se presentaran cargos en agosto de 2016. Jasek y los fueron acusados con al menos por siete cargos.

Petr Jasek y los otros hombres fueron acusados en su momentos de violar varios puntos del código Penal de Sudán: conspiración contra el Estado, espionaje contra el país, ingreso y toma de fotografías de áreas y obras militares, incitar a oponerse a la autoridad pública mediante el uso de violencia, provocar odio contra sectas o entre ellas, y publicación de noticias falsas. Adicionalmente se les imputaron cargos por inmigración ilegal y realización de trabajo voluntario sin autorización de las autoridades bajo las leyes de inmigración y pasaportes de Sudán, cargos que llevaban aparejada la pena de muerte.

En noviembre de 2015, Petr Jasek, y los pastores Hassan Abduraheen y Kuwa Shamal asistieron a una conferencia para líderes cristianos donde el pastor Abduraheem era uno de los expositores. Mientras hablaba de su trabajo como líder de iglesia en Sudán, el pastor Abduraheem mostró una foto de un joven de la región de Darfur quien había sido gravemente herido durante una manifestación. Posteriormente, el Jasek, se reunión con el hombre herido en Jartum y donó dinero para su tratamiento médico. Cuando Petr dejó Sudán, fue registrado por el Servicio Nacional de Inteligencia y Seguridad (NISS), quienes encontraron un recibo por la donación al hombre herido. Confiscaron sus pertenencias, incluyendo su teléfono y cámara.

Nueve días después del arresto del Petr Jasek, funcionarios del NISS arrestaron al pastor Abduraheem, quien había firmado el recibo, y al pastor Shamal. Los cargos se presentaron oficialmente en agosto de 2016.

Petr Jasek, quien tiene mucha experiencia y entrenamiento en administración hospitalaria, ha apoyado a VDLM en la entrega de ayuda a cristianos desplazados que están sufriendo en Sudán y Nigeria. Mientras su trabajo siempre ha sido humanitario por naturaleza, el gobierno sudanés ha buscado etiquetarlos como un “cineasta” que estaba conspirando contra el estado sudanés. Alegan que su donación para cuidado médico del joven herido era en realidad financiamiento para rebeldes sudaneses.

Finalmente, sin que la petición de 354.000 ciudadanos de todo el mundo pidiendo ayuda para Jasek se haya tendido en cuenta por las autoridades sudanesas, Petr Jasek  ha sido condenado a 20 años de prisión en las cárceles de Sudán.

Sin duda una maniobra contra la libertad religiosa de los cristianos del gobierno sudanés, que ha sabiendas de que se trataba de una acción humanitaria de Petr Jasek para ayudar económicamente en el tratamiento de un niño cristiano sudanés que fue quemado por negarse a apostatar, ha convertido en una auténtica novela de espionaje y conspiración con la clara intención de dar un escarmiento e impedir la posible labor de evangelizadores en su territorio.

Petr Jasek ha sido condenado por “espionaje e incitación al odio”, las autoridades de Sudán consideran que ese dinero iba destinados al gobierno de Sudán del Sur, considerado rebelde, donde esta concentrada la población cristiana y que obtuvo su independencia en julio de 2011.

Sólo resta esperar que el Gobierno español, y los del resto de gobiernos de la Unión Europea, se tomen el mismo interés en la liberación de Petr Jasek  que en otros casos similares con cooperantes humanitarios y que su adscripción cristiana no sirva para que las autoridades europeas le abandonen.

Comparte este artículo:

Los comentarios están cerrados.