La falta de libertad religiosa en Occidente busca que los cristianos no molesten.

feb 20th, 2017 | By | Category: Noticias Cristianas, Portada

Lo que en realidad buscan es que nuestra fe sea una “actividad” de la que uno puede participar, pero que no intervenga en asuntos políticos, legislativos, educativos o sociales en general. En definitiva que los cristianos no molesten.

Jóvenes asistentes a la JMO de Madrid son increpados por fanáticos laicistas en la Puerta del Sol.

Jóvenes asistentes a la JMJ de Madrid son increpados por fanáticos laicistas en la Puerta del Sol.

VoxTempli – 200217.- La Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada realizó un informe sobre libertad religiosa publicado el 2014 demoledor sobre la persecución de los cristianos en el mundo.

Sus conclusiones son durísimas respecto a muchos de los países de los países, pues lo que ahí ocurre no es simplemente que se burlen de tu fe cuando haces una publicación en redes sociales, sino que las personas son violentadas, torturadas, obligadas a realizar acciones crueles que atentan contra sus creencias y lamentablemente en no pocos casos, son asesinados a causa de su fe y no hablamos solo de cristianos, sino de que cualquier tipo de expresión religiosa.

Escribía reciente mente Sebastián Campos en Catholic Link que la Declaración Universal de Derechos Humanos, un documento validado, defendido y que busca ser cumplido en todos los países del mundo, indica que “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia” (Artículo nº18)

El carácter universal de esta declaración habla no solo de la persecución a los cristianos, sino a todo tipo de creencias. Tan importante es que se considera como un derecho universal a ser respetado.

Pero nosotros, que no estamos expuestos a tal nivel de represión religiosa, también damos nuestra propia pelea; mucho menos violenta y cruel, pero no por ello menos importante.

Y aunque aún existan feriados religiosos en el calendario civil y otras expresiones civiles de fe, a diario nos vemos acorralados por corrientes de pensamiento social, moral y político que pretenden hacer que nuestra fe sea un acto privado, oculto y que no afecte otros aspectos de la vida más que el rezar.

Lo que en realidad buscan es que nuestra fe sea una “actividad” de la que uno puede participar, pero que no intervenga en asuntos políticos, legislativos, educativos o sociales en general.
 

Comparte este artículo:

Los comentarios están cerrados.