Ley del silencio ante el ataque a una iglesia católica de Nigeria.

ago 7th, 2017 | By | Category: Noticias Cristianas, Portada

Mientras el reciente atentado yihadista en una mezquita del Afganistán recabo todo el interés mediático y la repulsa de toda clase de organizaciones internacionales, el sufrido este fin de semana en una iglesia católica de Nigeria ha pasado desapercibido y sin condena. Un hecho que indigna y siembra dudas, porque la cifra de víctimas de los atentados yihadistas no debe ser el baremo por el que se le preste atención informativa o condena internacional, el interés y la condena deben ser iguales ante un mismo enemigo, el yihadismo. De lo contrario no son pocos los que llegan a pensar si el hecho de que las víctimas sean cristianas tiene alguna connotación negativa en los medios occidentales y hay víctimas de primera o de cuarta.

Duras imágenes de los fieles nigerianos asesinados mientras asistían a misa.

Duras imágenes de los fieles nigerianos asesinados mientras asistían a misa.

VoxTempli – 070817.- Aunque todavía las cifras de muertos y heridos varían según las fuentes, el atentado de inspiración yihadista contra una iglesia católica de Nigeria arroja una cifra provisional de 12 muertos y una veintena de heridos.

Uno o varios hombres armados, todavía las autoridades no lo tienen claro, atacaron este fin de semana a los feligreses de la iglesia de St.Philips, en la localidad de Ekwusigo, en el estado nigeriano de Anambra (sur del país), disparando indiscriminadamente a los que asistían a misa.

Garba Umar, comisionado de policía del estado de Anambra, dijo que un hombre armado atacó a los feligreses de la iglesia. Pero según uno de ellos, Uche Nonoso, reveló a The Associated Press que de hecho fueron dos hombres los que llevaron a cabo el ataque.

Las autoridades nigerianas se resisten todavía a confirmar la participación de Boko Haram, franquicia del Daesh en esta región, en el atentado; pero todos tienen presente que las recientes victoria del ejército nigeriano, que ha logrado en los últimos meses recuperar buena parte del territorio conquistado por Boko Haram en el noreste del país, donde los yihadistas aspiran a establecer un estado regido por la sharia o ley islámica, ha hecho cambiar la estrategia de este grupo yihadista que ha recurrido de forma creciente a los atentados suicidas contra civiles, especialmente contra sus enemigos más odiados, los cristianos.

A pesar de la brutalidad del ataque, y que estaba claro que el objetivo era acabar con el mayor número de cristianos presentes, la noticia no ha tenido mayor trascendencia en Occidente que una breve reseña en algunos periódicos y unos escasos segundos en contadas televisiones.

Nuevamente una matanza de cristianos no despierta interés informativo alguno y prueba que, además de existir asesinados de primera y de cuarta, añadir a los muertos en atentado el adjetivo de cristianos supone que inmediatamente la noticia quede relegada a un segundo plano, cuando no obviada totalmente.

Porque de otra forma no se entiende como hasta el propio Consejo de Seguridad de la ONU condenara al reciente atentado terrorista del Daesh cometido en la mezquita chií de la ciudad de Herat, en Afganistán, mientras el atentado de Nigeria, que no es el primero, no es de interés en la ONU.

Es cierto que en el atentado de la mezquita fallecieron o resultados heridos 90 personas, y que en la iglesia católica de Nigeria han sido cerca de 40 los heridos y fallecidos, pero la cifra de víctimas de los atentados yihadistas no debe ser el baremo por el que se le preste atención informativa o condena internacional, el interés y la condena deben ser iguales ante un mismo enemigo, el yihadismo. De lo contrario no son pocos los que llegan a pensar si el hecho de que las víctimas sean cristianas tiene alguna connotación negativa en los medios occidentales.

Comparte este artículo:

Los comentarios están cerrados.