Polémica por la multimillonaria financiación de la ONU a la lucha palestina contra Israel mientras olvida la causa de los cristianos perseguidos en Oriente Medio.

nov 9th, 2017 | By | Category: Otras Noticias, Portada

Naciones Unidas invertirá 1.300 millones de dólares en la independencia de Palestina, financiando por medio de un plan las actuaciones para luchar contra “la ocupación de Israel” y “movilizar el apoyo internacional”, denunciando al mismo tiempo los posibles abusos israelitas pero obviando los crímenes de los extremistas palestinos. Un despliegue político y económico de la ONU por una causa que no tiene parangón en su historia y que abandona otras muchas causas, como la de las minorías perseguidas en Oriente Medio por su religión, como la cristiana, para la que Naciones Unidas no ha elaborado ningún plan ni ha destinado dólar alguno para ayudar a las víctimas del yihadismo islámico, lo que ha obligado a países como EE.UU. a dejar de financiar estos planes pro palestinos de la ONU para hacer llegar las ayudas a los cristianos por agencias estadounidenses de forma directa.

El Islam político ha impuesto su agenda no sólo en los medios de comunicación, sino también en la política mundial, como es el caso de la ONU y sus agencias.

El Islam político ha impuesto su agenda no sólo en los medios de comunicación, sino también en la política mundial, como es el caso de la ONU y sus agencias.

VoxTempli – 091117.- La parcialidad con que la Organización de Naciones Unidas (ONU) actúa en los conflictos no es algo nuevo, así no es de extrañar que importantes países como Estados Unidos e Israel comiencen a abandonar algunas de sus agencias a las que acusan no ya de parcialidad sino de actuar de parte.

Y una de estas actuaciones que llama poderosamente la atención, es el serio compromiso que tiene Naciones Unidas con la causa palestina en detrimento de otras cuya magnitud y crueldad son inenarrables, como es el caso de la persecución de las minorías religiosas en Oriente Medio.

Así nos encontramos con que la ONU ha decidido destinar 1.300 millones de dólares para ayudar a la Autoridad Palestina (AP) en su lucha diplomática contra Israel, según un informe este dinero formaría parte del programa “Marco para la Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo del Estado palestino”.

Esos 1.300 millones de dólares se distribuirían entre los años 2018 y 2022, siendo destinado el dinero a promover todas aquellas iniciativas que incentiven el “camino de Palestina a la independencia”.

Aunque la ONU no se ha caracterizado desde su nacimiento por actuaciones ejemplares, lo cierto es que esta iniciativa no tiene comparación con ninguna otra en lo largo de la historia de la organización, al proporcionar “capacitación y asesoramiento técnico” para ayudar a las “víctimas palestinas”, a explotar “mecanismos internacionales de rendición de cuentas” necesarios o denunciar las “violaciones israelíes del derecho internacional”.

Tal y como denuncian fuentes israelitas, las prioridades establecidas por este plan serían “acabar con la ocupación (de Israel), alcanzar la independencia, movilizar el apoyo internacional, ampliar la inversión internacional en Palestina, expandir las relaciones bilaterales de Palestina y responsabilizar a Israel”.

Las mismas fuentes informan que la ONU también prometió supervisar “el impacto de las violaciones israelíes” e invertir en “actividades conjuntas que comuniquen claramente efecto que la ocupación y las violaciones del derecho internacional que tienen sobre la capacidad de Palestina de desarrollarse”.

Como es normal en la ONU cuando se habla de la llamada causa palestina, en el documento no hay mención alguna a los ataques terroristas palestinos constantes contra Israel, especialmente contra civiles. Al parecer para la ONU grupos terroristas como Hamas, Yihad Islámica o las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, vinculadas al gobierno de Palestina, no existen.

Ante tamaño posicionamiento de parte, el director ejecutivo de UN Watch, Hillel Neuer, criticó a las Naciones Unidas por su obsesión contra Israel, afirmando que “no hay otro ejemplo o precedente de este tipo de financiación, formación y asesoría dada por la ONU a una de las partes de un conflicto para que pueda usar el sistema legal contra otro la otra, especialmente dentro de los órganos de las Naciones Unidas y junto a otras instituciones internacionales”.

Neuer puso como ejemplo la actuación de la ONU ante la persecución kurda por Turquía, yemení por Arabia Saudí o tibetana por parte de China: “La ONU tampoco protege, entrena o aconseja a las víctimas kurdas de las violaciones de derechos humanos infligidas por los turcos, iraquíes iraníes. Tampoco reciben apoyo las víctimas yemenitas de las violaciones sauditas e iraníes o las víctimas tibetanas de la constante violación china de los derechos humanos”, afirmó.

Tampoco hemos visto tal despliegue de la ONU por defender a las minorías religiosas en Oriente Medio, especialmente la cristiana, para la que Naciones Unidas no ha elaborado ningún plan para ayudar a las víctimas del yihadismo islámico.

Este abandono de la ONU a la minoría cristiana en Oriente Medio ha obligado al Gobierno de Donald Trump, que ha reclamado si éxito en varias ocasiones acciones de la ONU en ayuda a los cristianos perseguidos, a dejar de financiar muchos proyectos de la ONU, siendo los propios Estados Unidos los que proporcionarán apoyo financiero directamente a comunidades cristianas perseguidas por medio de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, según anunció recientemente el departamento de Estado. .

La ONU está dominada por los musulmanes

La denuncia de UN Watch va a más e intenta demostrar como el Islam político ha impuesto su agenda no sólo en los medios de comunicación, sino también en la política mundial. La Organización para la Cooperación Islámica, formada por 56 Estados de Oriente Medio, África, Asia y Europa domina todos los órganos de la ONU -a excepción del Consejo de Seguridad- por el criterio de representatividad, lo que ha dado lugar a situaciones alarmantes como a un país que no respeta los derechos humanos, Arabia Saudita, liderando el Consejo de Derechos Humanos.

Lo mismo ocurre con la UNESCO y su descarada manipulación de la historia para arrebatar el Muro de las Lamentaciones a los judíos y la Catedral de Córdoba a los cristianos, por ejemplo.

Y a las pruebas se remite Nauer, a lo largo de su historia las Naciones Unidas han aprobado cerca de 100 resoluciones contra Israel, la mayoría se refieren a Palestina. Sin embargo prácticamente no hay resoluciones ni reprensiones a países como Arabia Saudita, China y Cuba, conocidos por el incumplimiento de los derechos humanos y la libertad religiosa.

[Fuente: Israel National News]

Comparte este artículo:

Los comentarios están cerrados.