“Me pongo el velo porque quiero”, nueva campaña de Colau a favor de la libertad religiosa para sólo una confesión.

nov 23rd, 2017 | By | Category: Otras Noticias, Portada

El ayuntamiento de Barcelona, gobernado por la ultraizquierdista Ada Colau, se vuelca por completo en una campaña contra la islamofobia bajo el lema “Me pongo el velo porque quiero”, pero oculta –como ya ha denunciado la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa- que la verdadera persecución religiosa en España es la cristianofobia, en lo que los nuevos partidos surgidos del 15-M tienen mucha responsabilidad.

Ada Colau, que se distingue por no ser la alcaldesa de todos los barceloneses, pierde su pretendida laicidad cuando se habla de islam.

Ada Colau, que se distingue por no ser la alcaldesa de todos los barceloneses, pierde su pretendida laicidad cuando se habla de islam.

VoxTempli – 231117.- El 12 de diciembre se celebra el Día Internacional contra la Islamofobia y el ayuntamiento de Barcelona ha decidido echar la casa por la ventana para denunciarla.

Para ello el gobierno municipal de Ada Colau va a poner en marcha una campaña de sensibilización para que los ciudadanos tomen conciencia de los obstáculos a los que se enfrentan diariamente los musulmanes debido a los prejuicios sociales existentes y la primera acción programada es la difusión de un vídeo elaborado por el consistorio con un caso real de discriminación.

Mientras tanto la Federación Pro Europa Cristiana lleva pidiendo al Parlamento Europeo que designe una fecha para un Día Mundial contra la Cristianofobia, pedían el 2 de marzo fue la fecha elegida para ese día porque fue cuando se asesinó a Shahbaz Bhatti, católico y ministro para las minorías de Pakistán, que fue asesinado debido a su fe católica; evidentemente sin éxito a pesar de que cada 5 minutos un cristiano es asesinado en el mundo.

LA OSCE DESMIENTE A COLAU

Colau se hace la sueca cuando los hechos demuestran que la verdadera lacra social en la actualidad es la cristianofobia, y así nos lo ha recordado hace pocos días La ODIHR (Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos), dependiente de la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa) que ha hecho público su informe anual sobre delitos de odio en el que alerta de que en España se producen contra los cristianos delitos de odio y en mayor número que contra otras religiones.

En concreto en 2016 se registraron en España 44 delitos de odio contra los cristianos, 23 contra los musulmanes y 3 casos de antisemitismo.

Unos datos que demuestran que en España los cristianos son discriminados, ya que los ataques hacia ellos son mayores cuantitativamente que hacia otras religiones, como vienen demostrando año tras año los informes.

LA DOBLE VARA DE MEDIR LA LIBERTAD RELIGIOSA DE COLAU

Pero Ada Colau, que se distingue por no ser la alcaldesa de todos los barceloneses, pierde su pretendida laicidad cuando se habla de islam, como ya demostró en el mismo día el año 2015, y guarda silencio cuando se ofende a los cristianos.

Solo tres meses después de cerrar esa jornada con una mesa redonda titulada ‘La islamofobia institucional a través de las políticas antiterroristas’, Colau guardó un vergonzoso silencio cuando en un acto oficial del Ayuntamiento se leyó el poema ‘Mare nostra’. Una composición de índole sexual que remeda y ridiculiza el ‘Padrenuestro’ de los cristianos con frases como: “Madre nuestra que estáis en el celo, sea santificado vuestro coño, la epidural, la comadrona…”.

En esta ocasión Ada Colau fue incapaz de condenar la ofensa a los católicos y cristianos y se limitó a decir que “vivimos momentos de cambios y necesitamos una cultura valiente y comprometida que llegue a todos”, frase que no aplica ahora en su campaña contra la imposición del uso del velo a todas las mujeres musulmanas por motivos religiosos.

Comparte este artículo:

Los comentarios están cerrados.