Belenes contra la #cristianofobia

dic 14th, 2017 | By | Category: Noticias Cristianas, Portada

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido nuevamente rechazar la colocación del Belén en la Puerta de Alcalá, una tradición que conmemora el único y verdadero significado de la celebración de la Navidad: el Nacimiento de Jesús.

Ante tantas y tantas humillaciones los católicos de Madrid han decidido que ha  llegado la hora de despertar y de hacer frente a los que pretenden esconder a Dios y buscan avergonzarnos.

Ante tantas y tantas humillaciones los católicos de Madrid han decidido que ha llegado la hora de despertar y de hacer frente a los que pretenden esconder a Dios y buscan avergonzarnos.

 Es el acontecimiento más trascendental de la Historia y la alcaldesa comunista, Manuela Carmena, tan cristianófoba como irrespetuosa con las creencias de los demás, trata de esconderlo privando a los madrileños de un Belén en uno de los monumentos más reconocidos de la ciudad y aprobando una iluminación navideña -sin rastro de elementos cristianos- que también valdría para el Carnaval o el Orgullo Gay. No olvidemos que la exjuez mantiene como portavoz del Consistorio a Rita Maestre, juzgada por el asalto en 2011 a la capilla del campus de Somosaguas de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) semidesnuda y al grito de “vamos a quemar la conferencia episcopal”, “menos rosarios y más bolas chinas” y “contra el Vaticano poder clitoriano”.

Tras esta decisión, a todas luces sectaria, equivocada y que hiere a la mayoría social católica, me he sumado a la iniciativa #PonTuBelénEnLaPuertaDeAlcalá, una propuesta necesaria. Porque ha llegado la hora de despertar y de hacer frente a los que pretenden esconder a Dios y buscan avergonzarnos. De proclamar sin complejos nuestra fe y exigir respeto a nuestras tradiciones.

El pesebre, como bien ha recordado estos días el Papa Francisco, es una tradición inaugurada por San Francisco de Asís y que “en su simplicidad transmite la esperanza”. La esperanza que todos los católicos tenemos estos días y que algunos malintencionados, los mismos que luego se rinden a la comunidad musulmana en la fiesta del Ramadán, nos quieren arrebatar.

En la Plaza de la Independencia habrá ya más de 100. Unos grandes, otros pequeños, unos sin mensaje y otros con él, pero todos especiales. En el mío va implícita una oración por todos los cristianos perseguidos; por aquellos que pese a la amenaza y la coacción no renuncian a la Cruz; por los sacerdotes, los misioneros y las religiosas que se encargan de evangelizar y de llevar la Palabra de Dios a todos los rincones del planeta; y por los que en el dolor encuentran refugio y consuelo en el Padrenuestro. También por ellos. Por los que gritan “arderéis como en el 36”, por los que destruyen crucifijos y por los que lo alientan. Para que Él, en su divina e infinita Misericordia, haga lo que yo, pecador, no sé hacer: perdonar.

Comparte este artículo:

Los comentarios están cerrados.