Encuentran en Verona (Italia) la tumba de Arnaldo de Torroja, Gran Maestre de la Orden del Temple.

feb 23rd, 2018 | By | Category: Noticias Templarias, Portada

Se trata de la primera tumba que se encuentra con los restos de un Gran Maestre de la Orden del Temple y que con toda seguridad generará desde ya una constante peregrinación de los cientos de miles de seguidores que en la actualidad tiene esta honorable orden de monjes-guerreros.

La Iglesia de San Fermo, donde está enterrado el que fue uno de los grandes maestres de la Orden del Temple (Arnaldo de Torroja), se encuentra situada en el centro histórico de Verona, en la Stradone de San Fermo.

La Iglesia de San Fermo, donde está enterrado el que fue uno de los grandes maestres de la Orden del Temple (Arnaldo de Torroja), se encuentra situada en el centro histórico de Verona, en la Stradone de San Fermo.

VoxTempli – 230218.- A falta de la certificación oficial, lo cierto es que en Verona se ha encontrado la única tumba conocida en el mundo de un Gran Maestre de la Orden del Temple.

Una noticia impactante que en poco tiempo va a dar la vuelta al planeta y llamar a la ciudad a cientos de miles de seguidores de estos monjes-guerreros que tanta fascinación siguen generando, por lo que no resulta extraño que los responsables turísticos de Verona se froten las manos ante las posibilidades que ofrece este hallazgo.

La antigua tumba fue descubierta en una zona de la iglesia de San Fermo. Dentro, el cuerpo de Arnaldo de Torroja, caballero del Reino de Aragón, Gran Maestre de la Orden del Temple desde 1181 hasta su muerte en 1184 en Verona.

Sobre los restos se llevaron a cabo numerosos análisis, que confirman la identidad de este caballero que sirvió a la Orden por varios años y luego ocupó el mando supremo.

Torroja lideró a las fuerzas cristianas contra los musulmanes en España y Portugal durante la Reconquista. Su nombramiento como Gran Maestre se debió probablemente a estos acontecimientos y al hecho de que los templarios en ese momento tuvieran la mayor parte de su infraestructura en Tierra Santa, donde nacieron después de la primera Cruzada.

En 1184 Arnaldo de Torroja se unió al Patriarca de Jerusalén Heraclio y al Gran Maestro Roger de Moulins, de la Orden Hospitalaria, para buscar un apoyo real al nuevo Reino de Jerusalén entre los reinos cristianos, con una nueva Cruzada que lo reforzase.

Planearon su visita a través de Italia, Inglaterra y Francia, pero Arnaldo cayó enfermo y murió en Verona el 30 de septiembre de 1184.

El hallazgo de su tumba hace que sea la única ciudad en el mundo donde poder visitar el enterramiento de un Gran Maestre de la Orden del Temple, ya que muchos otros murieron anterior y posteriormente a él, pero siempre se guardó el secreto de su tumba, tal y como disponía la Regla del Temple, la cual ordenaba el enterramiento a todos los templarios por igual, tuviesen cargos o no en la Orden, y en el más absoluto anonimato y pobreza.

Las universidades de italianas de Verona y Bolonia, además de la británica de Nottingham, son las que han participado en su hallazgo y el análisis de los restos.

Arnaldo de Torroja, noveno Gran Maestre del temple

Arnaldo de Torroja (1180-1184) era aragonés, curtido en la Reconquista, donde desempeñó un importante papel como de Maestre de la Orden del Temple de Aragón y Provenza.

Elegido Gran Maestre de la Orden, se encuentra con que desconoce la problemática existente en Tierra Santa, donde los hospitalarios sienten cada vez más envidia hacia el Temple, por la cada vez mayor influencia y poderío de este.

Arnaldo, fue un buen negociador, lo que unido a su avanzada edad, le inclinó por alcanzar soluciones negociadas entre el Temple y el Hospital. Para ello solicitó la mediación de Rey de Jerusalén Balduino IV, el leproso, y el Papa Lucio III.

Su maestrazgo estuvo marcado por los problemas ocasionados por el fanático Reinaldo de Châtillon, sus incursiones rompieron los tratados efectuados con Saladino. Temeroso de un ataque musulmán, Arnaldo viaja a Europa, en compañía del Maestre del Hospital, para solicitar nuevos refuerzos o una nueva Cruzada, que les permita contener el ataque de Saladino.

Durante su viaje muere en Verona en 1184, donde ahora se sabe fue enterrado, sucediéndole como nuevo Gran Maestre de la Orden del Temple Gerard de Ridefort.

Comparte este artículo:

Los comentarios están cerrados.