La Catedral de Tarragona confirmará que los restos encontrados en Verona son los de Arnaldo de Torroja, Maestre del Temple.

abr 24th, 2018 | By | Category: Orden del Temple, Portada

El pasado mes de febrero VoxTempli publicaba en exclusiva en España la noticia aparecida en Italia, en pocos medios en ese momento, de que en la ciudad de Verona se había encontrado la única tumba conocida en el mundo de un Gran Maestre de la Orden del Temple, la de Arnaldo de Torroja. Ahora los restos de su hermano, Guillermo de Torroja y arzobispo enterrado en la Catedral de Tarragona, confirmarán las investigaciones de varios años llevadas por las universidades de Verona, Bolonia y Nottingham.

La Iglesia de San Fermo, donde está enterrado el que fue uno de los grandes maestres de la Orden del Temple (Arnaldo de Torroja), se encuentra situada en el centro histórico de Verona, en la Stradone de San Fermo.

La Iglesia de San Fermo, donde está enterrado el que fue uno de los grandes maestres de la Orden del Temple (Arnaldo de Torroja), se encuentra situada en el centro histórico de Verona, en la Stradone de San Fermo.

VoxTempli – 240218.-Sin duda alguna en ese momento fue una noticia impactante para los amantes del Temple, y ya anunciábamos que en poco tiempo iba a dar la vuelta al planeta y llamar a la ciudad a cientos de miles de seguidores de estos monjes-guerreros que tanta fascinación siguen generando.

Y así ha sido, aunque con unos meses de retraso, los medios de comunicación españoles se han hecho eco del descubrimiento de una tumba en la iglesia de San Fermo y dentro, el cuerpo de Arnaldo de Torroja, caballero del Reino de Aragón, Gran Maestre de la Orden del Temple desde 1181 hasta su muerte en 1184 en Verona.

Como ya informamos en su momento, los restos de un hombre de avanzada edad fueron encontrados hace dos años un sarcófago en Verona (Italia) y podrían pertenecer a un gran maestre de la Orden de del Temple nacido en Solsona (Lleida), según las investigaciones de los científicos de la Universidad de Bolonia.

PRUEBAS DE ADN

Una primera prueba científica, la del carbono 14, confirmó que aquel individuo había vivido entre el 1020 y el 1220, unas fechas que cuadraban con lo que se sabe sobre el templario aragonés. Ahora, una segunda prueba podría confirmar que se han encontrado los únicos restos conocidos de un gran maestre del Temple. De momento, ya se ha analizado el ADN obtenido de un diente del cadáver hallado en Verona. Ese análisis ha permitido comprobar, entre otras cosas, que era un hombre y que tenía ojos azules. Además, los investigadores consideran que ese material genético sugiere que perteneció a alguien nacido entre la península ibérica y el sur de Francia, algo que concordaría con el templario. “Uno de los problemas que tenemos para determinar con más precisión su procedencia es que no tenemos poblaciones de referencia de la Edad Media”, explica Carles Lalueza-Fox, investigador del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) ―un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Pompeu Fabra (UPF)― y uno de los autores del trabajo.

LA CLAVE ESTÁ EN TARRAGONA

Para concluir sin duda de que los restos pertenecen a Arnaldo de Torroja, se deberían comparar con algún pariente de primer grado, algo que será posible. Se da la casualidad de que su hermano Guillermo de Torroja fue arzobispo de Tarragona y sus restos reposan en la catedral, expuestos en un arca de mármol en una pared de la capilla de Santa Bárbara.

El arzobispado de Tarragona y el capítulo catedralicio han dado ya el permiso para que los investigadores puedan extraer muestras que permitan realizar el estudio genético. “Con un diente ya tendríamos bastante”, explica Lalueza-Fox. “Los hermanos comparten el 50% de los genomas y la identificación sería irrefutable”, argumenta. “En un par de meses, ya podrían conocerse los resultados”, añade.

ARNALDO DE TORROJA, NOVENO GRAN MAESTRE DEL TEMPLE

Arnaldo de Torroja (1180-1184) era aragonés, curtido en la Reconquista, donde desempeñó un importante papel como de Maestre de la Orden del Temple de Aragón y Provenza.

Elegido Gran Maestre de la Orden, se encuentra con que desconoce la problemática existente en Tierra Santa, donde los hospitalarios sienten cada vez más envidia hacia el Temple, por la cada vez mayor influencia y poderío de este.

Arnaldo, fue un buen negociador, lo que unido a su avanzada edad, le inclinó por alcanzar soluciones negociadas entre el Temple y el Hospital. Para ello solicitó la mediación de Rey de Jerusalén Balduino IV, el leproso, y el Papa Lucio III.

Su maestrazgo estuvo marcado por los problemas ocasionados por el fanático Reinaldo de Châtillon, sus incursiones rompieron los tratados efectuados con Saladino. Temeroso de un ataque musulmán, Arnaldo viaja a Europa, en compañía del Maestre del Hospital, para solicitar nuevos refuerzos o una nueva Cruzada, que les permita contener el ataque de Saladino.

Durante su viaje muere en Verona en 1184, donde ahora se sabe fue enterrado, sucediéndole como nuevo Gran Maestre de la Orden del Temple Gerard de Ridefort.

ATRACTIVO TURÍSTICO PARA VERONA

El hallazgo de su tumba hace que Verona sea la única ciudad en el mundo donde poder visitar el enterramiento de un Gran Maestre de la Orden del Temple, ya que muchos otros murieron anterior y posteriormente a él, pero siempre se guardó el secreto de su tumba, tal y como disponía la Regla del Temple, la cual ordenaba el enterramiento a todos los templarios por igual, tuviesen cargos o no en la Orden, y en el más absoluto anonimato y pobreza.

Un hecho que no ha pasado desapercibido para los responsables políticos y el sector turístico de esta ciudad italiana, que ya han detectado un repunte en las visitas a la ciudad con este motivo.

Las universidades de italianas de Verona y Bolonia, además de la británica de Nottingham, son las que han participado en su hallazgo y el análisis de los restos.

Comparte este artículo:

Los comentarios están cerrados.