Oración del Papa por Italia

may 22nd, 2012 | By | Category: Vaticano

«Cada vez que rezamos la tierra se une al Cielo» y de este modo nuestra
invocación «alcanza a Dios mismo». Con las palabras pronunciadas ayer, domingo
20 de mayo, durante el Regina caeli, es como si Benedicto XVI hubiera querido
motivar su invitación a orar por las víctimas del vil atentado en Brindis,
por
las siete personas muertas en el terremoto que ha golpeado al modenés y para
invocar el apoyo de María —especialmente venerada con el título de «Auxilio de
los cristianos» en el santuario de Sheshan en Shanghai— en el camino de los
católicos chinos.
Son diversos los temas propuestos por el Papa en la habitual cita dominical
para la oración mariana en la plaza de San Pedro. Para empezar, el significado
de la solemnidad de la Ascensión, que para los cristianos representa la certeza
de que «nuestra humanidad es llevada a la altura de Dios» y, por tanto, nuestra
oración en Cristo «atraviesa los cielos y llega a Dios».
De algún modo está vinculado al silencio de la oración y a la escucha el tema
de la Jornada mundial de las comunicaciones sociales, que se celebró
precisamente el domingo. El Pontífice lo recordó esperando que «la comunicación,
en todas sus formas, sirva siempre a instaurar con el próximo un diálogo
auténtico».
El pensamiento fue a continuación a los católicos chinos, con el auspicio de
que la Virgen María «haga crecer el afecto y la participación de la Iglesia
universal en el camino de la Iglesia» local. Del Papa también un estímulo a los
miembros del Movimiento italiano por la vida. Y después el recuerdo de las
víctimas del atentado contra los estudiantes de una escuela de Brindis. Al
final, el pesar por cuantos han perdido la vida a causa del terremoto que ha
devastado Emilia Romaña.

Comparte este artículo:

Deja un comentario